Área Terapéutica: Dermatología

Fugolin (crema Uso Tópico)

Tratamiento tópico de micosis superficiales. Infecciones dermatológicas causadas por hongos y levaduras. Dermatitis asociada al uso del pañal (pañalitis) causada por Cándida albicans.
Composición:

Clotrimazol al 1%,

Presentación:

Crema x 20 g

Vía de Administración:

Uso tópico.

Posología:

Adultos y niños: una (1) aplicación en la zona afectada 2 veces al día, durante 15 días. Una vez desaparecidas las lesiones, continuar el tratamiento con 10 días más para evitar recaídas. Dermatitis asociada al uso del pañal (pañalitis): 2-3 aplicaciones al día.

División:

OTC | Sin prescripción médica.

Preguntas Frecuentes

PREGUNTAS Y RESPUESTAS SOBRE LAS MICOSIS SUPERFICIALES

Se denomina micosis a las infecciones producidas por un hongo. Dichas infecciones pueden ser superficiales o sistémicas, siendo más habituales y menos graves las primeras.

Forman parte del grupo de las enfermedades más frecuentes que afectan al hombre e incluso se puede afirmar que prácticamente todos a lo largo de la vida la padeceremos alguna vez.

Los hongos están siempre presentes en la piel, y normalmente no provocan daños en el organismo si este último consigue protegerse de forma autónoma y prevenir su evolución. Estos hongos cutáneos pueden convertirse en patógenos y volverse peligrosos para la salud. Esto puede ocurrir tras un debilitamiento del sistema inmunitario, que los hongos aprovecharán para desarrollar sus propias colonias en la piel; este desarrollo micótico puede provocar el nacimiento de una enfermedad

  1. ¿Cuáles son los tipos más comunes de micosis cutáneas?

Dermafitosis: afecta a las uñas, los pelos y el cabello

Candidiasis: se desarrolla en las áreas húmedas del cuerpo humano (ingle, axilas y entre los dedos)

Pitiriasis versicolor: provoca la aparición de manchas descamativas en diferentes regiones, como el cuello, los hombros, el pecho, el estómago, los brazos y la cara.

  1. ¿Cuáles son las causas de los hongos en la piel?

Las causas del ataque micótico pueden ser varias, pero siempre están relacionadas con la disminución de las defensas inmunitarias:

Dieta incorrecta, falta de higiene, estrés, exceso de calor, sudoración excesiva, uso de ropa demasiado ajustada, uso prolongado de fármacos inmunosupresores, antibióticos o medicamentos a base de cortisona o padecer enfermedades que afectan al sistema inmunológico

  1. ¿Cuáles son los síntomas de los hongos en la piel?

Los síntomas más comunes incluyen la discromia, o alteración de la pigmentación de la piel (manchas blancas, rojas o marrones, con bordes escamosos y elevados), alopecia en forma de parches en el cuero cabelludo, prurito, inflamación e irritación.

  1. ¿Pueden prevenirse?

Podemos tomar algunas medidas que pueden ayudar a evitar la aparición de una infección micótica:

No compartir ropa interior personal con otras personas

Utilizar zapatillas en las duchas comunes de gimnasios, piscinas, etc.

Utilizar preferiblemente ropa interior, y ropa en general, de fibras naturales

Secarse con cuidado después de lavarse, especialmente las zonas húmedas del cuerpo

Evitar la ingesta de fármacos por periodos prolongados.

  1. ¿Cuál es el tratamiento para los hongos de la piel?

Los tratamientos para este tipo de infecciones varían, evidentemente, en función del hongo del que se trate y del grado de irritación. Las terapias más comunes son:

Fármacos antimicóticos que se aplicarán sobre la lesión

Fármacos antimicóticos que se tomarán por vía oral (en el caso de los hongos resistentes);

  1. ¿A qué especialista tengo que dirigirme?

Si se encuentran los síntomas típicos de la micosis cutánea, habrá que dirigirse al dermatólogo lo antes posible, este sabrá diagnosticar el tipo de micosis y determinar el tratamiento más adecuado.

Dra. Ma. Esperanza Velásquez B
Asesor médico